viernes, 18 de mayo de 2007

Yacimiento: Toril

Después de concluir el proceso de triado del sedimento de Toril se ha procedido a la clasificación de los restos óseos del mismo. Se han procesado unos 150 g de dos fracciones distintas, media y gruesa, de dicho sedimento. En cuanto al número de fragmentos obtenidos en cada una se puede observar que la fracción media es bastante más rica que la gruesa. En todo caso, en ambas fracciones las proporciones de elementos son semejantes. Así, dentro de los huesos que no son fragmentos indeterminados, en torno al 50% son osteodermos de reptil, un 25% corresponde a dientes, un 15-20% a vértebras y el resto a otros elementos.
En cuanto al contenido faunístico los huesos se incluirían dentro de 4 órdenes distintos: Rodentia, Insectivora, Lagomorpha y Squamata.
Entre los roedores (Rodentia) se encuentran restos pertenecientes a las familias Gliridae (glíridos – lirones) y Cricetidae (cricétidos – hamsters). En el caso de los lirones se ha encontrado un único diente, un M2 superior derecho, que concuerda con las descripciones hechas por Daams para el género Muscardinus. Dentro de la familia Cricetidae se han clasificado 48 molares pertenecientes a dos géneros distintos, Fahlbuschia (4 molares) y Megacricetodon (44 molares), y dentro del segundo a dos especies distintas: Megacricetodon minor y Megacricetodon crusafonti-ibericus. Esta última especie es una especie del aragoniense superior, biozona local G3, transitoria entre M. crusafonti (biozona G2) y M. ibericus (biozona H del Vallesiense).
Perteneciente al órden Insectívora han aparecido 3 molares de Desmanella crusafonti, una especie incluida en la familia Talpidae (topos).
Los dientes pertenecientes al órden Lagomorpha, unos 30 ejemplares, aún no están clasificados.
Por último, dentro del órden Squamata todos los restos pertenecen al Suborden Lacertilia (Lagartijas). Además de los abundantes osteodermos (unos 260), a este subórden pertenecen gran parte de las vértebras encontradas y 26 fragmentos de dentarios. Su clasificación ha sido compleja y sólo se ha podido determinar a nivel de familia, encontrándose restos de Anguidae y Lacertidae, aunque se han podido clasificar varios grupos según la morfología de los dentarios que podrían referirse a órdenes dentro de estas familias.
El siguiente paso en el trabajo será terminar de clasificar los restos de Lagomorpha y las vértebras e intentar hacer algun tipo de inferencia sobre el ambiente en función de los restos encontrados.